• +34 943 46 30 99
  • Plaza Ferrerías 18 San Sebastián

¿QUÉ ES LA FACTURACIÓN DE EQUIPAJE?

Índice

 

La facturación de equipaje es el proceso en el que un empleado de la aerolínea comprueba el peso del equipaje, lo sella, y lo retira para ser transportado en la bodega del avión. Una vez se factura una maleta, ya no se puede acceder a ella, ya que pasa a las cintas de transporte que llevan al exterior, donde los operarios cargan todo el equipaje facturado en el avión.

En el caso de haber hecho check-in previamente, bastará con presentar la tarjeta de embarque. De lo contrario, es en este momento cuando se realiza el check-in y se entrega la tarjeta de embarque al viajero.

¿Qué equipaje debe ser facturado?

Se debe facturar cualquier maleta que sobrepase el peso y/o tamaño máximos autorizados en cabina. Una vez en destino, existe la posibilidad de que una maleta llegue con retraso (incluso de varios días), o que se pierda indefinidamente, por lo que en el equipaje facturado no se debe guardar jamás cualquier objeto que sea de necesidad básica como pueden ser carteras (con documentación, dinero), llaves de casa, etc., que deberán ir con el equipaje de mano.

En el equipaje facturado además se pueden llevar objetos que no están autorizados en el equipaje de mano, que es el que va con el viajero dentro del avión, por lo que se pueden transportar recuerdos, bebidas, etc. siempre y cuando cumplan con la normativa de aduada de cada país.

¿Cuánto cuesta facturar el equipaje?

El coste varía mucho en función de cada aerolínea. En general facturar una maleta suele ser gratuito, excepto algunas aerolíneas de bajo coste, que cobran incluso por el primer bulto. El segundo bulto suele ser con recargo, a excepción de alguna aerolínea. En cualquier caso, hay que asegurarse de no sobrepasar los Kg máximos establecidos por la aerolínea, porque puede suceder que rechacen la maleta, o bien que cobren por cada kg de más.

Volver al índice del glosario