Beneficios de realizar un curso escolar en el extranjero

Estudiar un año escolar en el extranjero es algo cada vez más habitual y que tiene muchísimas ventajas para el adolescente, ya que no sólo va a conocer otra cultura, sino que además va a estar sumergido en el idioma por un periodo prolongado.

Aunque lo más común es elegir un destino donde el inglés sea el idioma principal, también hay quien se decanta por otros idiomas como el francés o el alemán. El destino elegido también marcará una diferencia, ya que no es lo mismo irse a Irlanda que a Estados Unidos o Canadá.

Convalidación del curso escolar en el extranjero

Otro factor a tener en cuenta es la convalidación, ya que de nada serviría cursar bachillerato en el extranjero durante un año si luego a la vuelta debemos realizar el curso normal. El sistema educativo de países como Alemania, Francia, Irlanda, Estados Unidos, Inglaterra o Canadá es reconocido por el Ministerio de Educación por lo que se puede convalidar el curso escolar sin ningún problema en España.

Conviene informarse previamente ya que en algunos casos además del curso completo se puede contratar un trimestre escolar en el extranjero, y en este caso generalmente no se suele poder convalidar, y dependerá de la política de cada colegio español si el alumno debe realizar y aprobar los mismos exámenes que sus compañeros o si se consideran algunas asignaturas como aprobadas, etc.

Crecimiento personal

En cualquier caso, la experiencia que se vive con un programa de este tipo es inigualable. Al estar tanto tiempo fuera de casa, lejos de familia y amigos, el estudiante aprende a conocerse a si mismo, animándose a hacer cosas que en su lugar habitual no haría, como apuntarse a un deporte o actividad nuevos en los que conocerá gente nueva con la que podrá compartir buenos momentos y amistades.

Al mismo tiempo, el hecho de convivir con una familia extranjera durante varios meses le va a aportar un gran crecimiento personal, teniendo que adaptarse a sus costumbres, normas, etc. y muy probablemente se llevará unas cuantas lecciones de comportamiento a su casa.

Maximizar la experiencia

Debido a las nuevas tecnologías estas experiencias ya no son como hace unos años, ya que hoy en día con el correo electrónico y las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Telegram, etc. el contacto con los padres puede ser muy constante, lo cual no es muy beneficioso, ya que rompe esa inmersión que comentábamos antes.

Antes de esto, la única forma de comunicación era mediante teléfono o correo ordinario, y en el primer caso podía estar muy restringido debido al alto coste que tenía llamar de un país a otro. En resumidas cuentas, el contacto con los padres era muy puntual, por lo que el alumno era mucho más independiente y aprendía a desnvolverse por su cuenta.

Una forma de ayudar a que la experiencia personal sea buena es intentar evitar un contacto constante, ya sea por teléfono o WhatsApp. En lugar de estar al final de cada día una hora al teléfono contando lo que ha hecho ese día, etc. podría estar viendo la TV con la familia de acogida o charlando mientras hacen algo.

Curso escolar en Irlanda

En EMY Cursos en el Extranjero te ofrecemos diferentes opciones en Irlanda.

Por un lado está la integración en colegio irlandés, que consiste en acudir a las cuatro primeras semanas del curso. La siguiente opción es realizar un trimestre, y finalmente estaría el curso escolar completo.

Consulta la información sobre el curso escolar en Irlanda.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo con tus amigos!